testamento y protección familiar

¿Cuáles son los tipos de testamento válidos para ayudar a tu familia luego de tu partida?

La familia es el componente social más valioso que cualquier persona pueda tener. Cuidar de cada uno de ellos debe ser tu principal prioridad, incluso si algo llegara a sucederte. Por ello, contar con un testamento bien elaborado es clave.

¿Has imaginado qué sucedería con aquellos que más amas después de tu partida? En caso de no haber tomado las previsiones necesarias, podrían verse envueltos en graves situaciones económicas.

Evita esta carga de preocupaciones y riesgos innecesarios. Mira a continuación todo lo que debes saber para respaldar a tu familia y aprende cómo darle validez a este importante documento.

¿Para qué sirve un testamento?

Antes que nada, ¿sabes qué es un testamento? Básicamente, es un documento que permite a tus seres queridos heredar tu patrimonio.

Se trata de un documento sencillo que evitará a tu familia atravesar un costoso proceso legal. 

En el CCDF (Código Civil para el Distrito Federal) se expone que “es un acto personalísimo, revocable y libre, por el cual una persona capaz dispone de sus bienes y derechos, y declara o cumple deberes para después de su muerte.”

herencia familiar y herencia

Importancia de dejar un testamento redactado para luego de tu partida

Nadie sabe cuando llega el momento de partir, así que debes ser precavido si deseas que tu familia conozca cuales son tus últimas voluntades.

He allí la importancia de preparar tu testamento, ya que representa una herramienta que garantizará el respeto a la disposición de tus pertenencias. Así podrás establecer de forma legal, quién o quiénes serán propietarios o beneficiarios de tus bienes.

En la actualidad, todos los bienes recibidos por herencia se encuentran exentos de impuestos sobre la renta. Así que tus herederos solo deberán agregarlo a la declaración correspondiente al año de adquisición.

¿Qué validez legal tiene el testamento?

Está establecido en el CCDF, Capítulo I de los testamentos en general, art. 1295, que el documento le confiere absoluta legalidad a tu voluntad, pero es esencial que conozcas sus 2 clasificaciones para elaborarlo.

Tipos de testamento a considerar

Según las circunstancias dadas, los testamentos pueden dividirse en 2 ramas legales, las cuales son Ordinarios y Especiales. Te detallamos ambos a continuación:

Ordinarios:

Testamento público abierto

Se considera el más común en México, cuya redacción se ejecuta frente a un notario público sin requerir ningún testigo. En la notaría se suministra un formato estándar que podrás llenar y, posteriormente, entregar tu identificación y foto.

No debes realizar una lista de bienes. Simplemente seleccionas a la persona que heredará a fin de que, en su momento, reciba la totalidad.

Testamento público cerrado

Tú mismo puedes redactar este testamento o, si lo deseas, ser escrito por otra persona bajo tu consentimiento. Debe ser firmado por ti (el testador), testigos y notario público, y luego será cerrado y sellado.

Testamento público simplificado

En este, el proceso es mucho más sencillo, estableciendo los herederos de un inmueble en la propia escritura de la propiedad. De allí proviene su nombre “simplificado” y tu patrimonio sería dirigido a quien tú decidas.

testamento y previsión patrimonial

Testamento ológrafo

El ológrafo guarda similitud con el testamento público cerrado, donde deberás escribirlo de tu propio puño y letra. La diferencia radica en que deberá ser depositado ante una autoridad competente, como el Archivo General de Notarías.

Si no se deposita, su efecto legal será nulo, así que debes ser cuidadoso con este tipo de testamento. 

Especiales:

Testamento privado

Se ejecuta en caso de que no puedas presentarte ante un notario público, por razones mayores. Si sufrieras de alguna enfermedad grave o no existiera un notario a quien acudir, esta sería una opción.

¿Qué necesito para validar legalmente un testamento?

La redacción y validación de un testamento no representa un proceso complicado. Es importante aclarar tus dudas, si las tienes, sobre el tipo de documento según tus necesidades.

Luego de la redacción, el notario público te citará para firmar en aceptación de términos y condiciones, respetando siempre tu voluntad. La documentación irá al Archivo General de Notarías, generando un aviso de testamento.

Este aviso se integrará a una base de datos del Sistema Nacional de Registro de Avisos de Testamento. Por último, obtendrás un original para tu archivo. De esta forma, tu documento quedaría validado y legalizado.

Conclusiones

Un testamento es un instrumento de previsión para proteger a tu familia. Aunque se trata de un proceso relacionado con la pérdida física de un ser querido, también es garante de tranquilidad.

Y seguramente, es lo que deseas brindar a los tuyos en caso de faltarles algún día ¿cierto? Las etapas difíciles pueden surgir inesperadamente, por eso, la preparación ante estos escenarios, aunque sean muy dolorosos, requieren de un plan a futuro.

En KASU podemos ayudarte con los mejores servicios para solventar estos duros momentos. Contamos con opciones adaptadas a tus necesidades y el mejor equipo capacitado para responderte siempre. Acércate y permítenos ayudarte.

Compartir:

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *