Seguro de educación para tus hijos: ¿opcional o necesario?

La formación académica de tus hijos puede representar una enorme preocupación si no cuentas con suficientes recursos económicos. Ante esta realidad, un seguro de educación deja de ser una opción y se convierte en una necesidad.

Tu mayor deseo como padre es, seguramente, que tus hijos cuenten con las herramientas necesarias para afrontar adecuadamente el futuro. Por ello, debes procurarles la mejor educación posible.

Un seguro educativo garantizará que tus hijos reciban una buena formación y que el dinero no sea una preocupación. Te invitamos a descubrir los beneficios que ofrece este instrumento de ahorro y los puntos que debes considerar antes de contratarlo.

¿Qué es un seguro de educación?

Este seguro es un instrumento de ahorro, a través del cual tus hijos reciben una cantidad de dinero determinada para cubrir sus gastos académicos en el futuro.

El seguro de educación es contratado a través de empresas o instituciones autorizadas para proveer este tipo de instrumentos.

Se elige un periodo de ahorro que usualmente va desde los 15 hasta los 20 años, por lo que puedes contratarlo desde el nacimiento de tu hijo. Los recursos son entregados a tu hijo cuando éste cumple los 18 años o cuando ingrese a la universidad.

Según lo estipule la póliza, el pago de las primas puede hacerse de forma quincenal, mensual, trimestral o anual.

¿Cuáles son los puntos a considerar antes de contratar?

como contratar un seguro de educación

El mercado ofrece diversas opciones para el ahorro educativo de tus hijos. Sin embargo, es importante considerar algunos aspectos que te permitirán contratar la alternativa de inversión más apropiada. Entre ellos, podemos mencionar los siguientes:

Costos

Un seguro de educación es una inversión a la que deberás destinar recursos económicos durante varios años. Por esa razón, debes asegurarte de que tus ingresos te permiten cubrir los costos de la cobertura.

El análisis de tus finanzas personales te ayudará a saber si puedes cumplir con las primas sin poner en riesgo el patrimonio familiar.

Porcentaje de cobertura

Al momento de elegir un seguro de educación es muy importante estudiar diferentes cotizaciones. Esto obedece a que no todas las pólizas tienen el mismo alcance en cuanto a cobertura.

Existen pólizas económicas, pero que te ofrecen una cobertura limitada, que apenas cubren los gastos básicos de estudio. Con ello, podrías verte obligado a recortar los ahorros familiares para poder complementar las necesidades de tu hijo en la universidad.

Mientras que una póliza más costosa, podría brindarte el alcance que requieres y hasta otorgar beneficios adicionales. Por ejemplo, hay seguros de educación que pagan a las familias el monto total de la cobertura si el contratante fallece.

Una protección más amplia, sin duda, garantizará que los gastos de estudio de tu hijo estén cubiertos en su totalidad. Además, evitará que tengas que endeudarte en el futuro.

Con la intención de tomar una buena decisión, es recomendable que al menos cuentes con tres opciones de pólizas para evaluar. De esta forma, podrás analizar mejor las ventajas que ofrece cada alternativa y así elegir la más adecuada.

Institución

Al tratarse de un instrumento que servirá para garantizar un mejor futuro a tus hijos, debes buscar una aseguradora confiable. 

Para ello, es necesario verificar que la empresa que te provee la póliza cuenta con la autorización y el debido respaldo de las autoridades para operar en el sector de seguros.

Beneficios del seguro de educación

La principal ventaja de un seguro de educación está fundamentada en el hecho de garantizar la preparación académica de tus hijos. Sin embargo, existen otros beneficios que debes conocer y que enlistamos a continuación.

  • Acceso a mejores universidades

  • Oportunidad de cursar estudios en el extranjero

  • Cobertura por cambio de carrera

  • Se evita la posibilidad de deserción académica

  • Acceso a mejores oportunidades laborales y salariales

  • Beneficios fiscales para el contratante

  • Cobertura de seguro de vida para el contratante

  • Respaldo en caso de invalidez total o permanente del contratante

Entonces ¿vale la pena contratarlo?

opciones de seguro de educacion

La respuesta es sí; ya que un seguro educativo permite planificar anticipadamente una parte esencial del futuro que tendrán tus hijos. 

Los seguros educativos son instrumentos de inversión previsiva. Es decir, con ellos evitas poner en riesgo la educación futura de tus hijos si llegaras a faltar.

Pero eso no es todo. Un seguro educativo realmente puede asegurarle mejores oportunidades profesionales y salariales a tu hijo.

En México, quienes cuentan con estudios superiores, ganan 30% más que aquellos que solo tienen bachillerato o preparatoria.

Conclusión

Como puedes ver, el seguro de educación es más que una herramienta para garantizar la preparación académica de tus hijos. Es una alternativa de inversión que te permite cuidar el patrimonio familiar y obtener beneficios similares a los de una póliza de vida.

En KASU contamos con productos orientados a solventar los momentos más importantes de tu vida. Entre ellos, contamos con la Inversión Universitaria, un servicio con el que puedes pagar la universidad de tus hijos, realizando aportaciones ajustadas a tus necesidades.

Contacta a nuestro equipo y descubre las ventajas que te brindan nuestros planes de inversión.

Compartir:

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *