¿Cómo planificar los gastos universitarios de tus hijos a futuro?

Todo padre desea lo mejor para sus hijos y esto incluye brindarles la mejor educación. Pero para alcanzar este propósito necesitas planificar los gastos universitarios, idealmente con unos cuantos años de antelación. 

¿Por qué es tan importante? Un plan financiero para los gastos de estudio superior permitirá no solo que tus hijos materialicen una profesión, será determinante para que enfrenten el competitivo mundo laboral con mejores herramientas 

Comienza desde ya y no permitas que la falta de planificación financiera sea un obstáculo en las metas de tus hijos. Aquí encontrarás las claves para armar el plan de ahorro más efectivo. 

Hablemos de la planificación de gastos educativos de tus hijos

Cuando de la educación de tus hijos se trata, ningún detalle debería quedar a la improvisación. Los gastos universitarios de tus hijos tienen que representar una prioridad, por lo que debes tener un plan bien definido para cuando el momento llegue.

Si aun faltan algunos años para que tus hijos lleguen a la universidad, es el momento adecuado para ponerse en marcha y ejecutar el plan para su futuro. Recuerda que todo lo que implique una inversión, requiere de tiempo y mucha organización.

Sabemos que tus hijos son lo más importante para ti, por eso, debes asegurarte de contar con una estrategia efectiva que les garantice el mejor futuro. Y, desde luego, una carrera universitaria es una herramienta determinante en la construcción de un buen porvenir.

¿Cómo prepararte para afrontar la educación de tus hijos a futuro?

No se debe tomar la planificación del ahorro para gastos universitarios, como una tarea titánica e imposible de lograr. Hoy en día puedes escoger entre un gran abanico de opciones financieras que te llevarán en la dirección de ahorro correcta.

En la lista de tus objetivos personales, no solo la jubilación debe tener un lugar asegurado, también debes incluir entre estas prioridades los gastos universitarios de tus hijos.

Además de la jubilación, el ahorro para los gastos universitarios de tu hijo debe representar una de tus principales prioridades. Click To Tweet

Imagina que se trata de un presupuesto para gastos mensuales, solo que el concepto para gastos universitarios, será ejecutado a largo plazo. En este sentido, debes contar con un plan para obtener la cantidad de dinero necesaria que permitirá asumir los costos de esos estudios.

Haz un plan de ahorro

Lo más importante es que, durante tu vida laboral activa generes ingresos fijos, para así poder contar con una fuente sustentable que te permita alimentar el ahorro para la universidad.

No necesitas apartar grandes cantidades de dinero, pero sí debes crear un fondo en el que de manera constante, mes a mes destines un porcentaje del ingreso que obtienes por tu trabajo.

Cómo ahorrar para gastos universitarios

Si te preguntas cuál sería ese porcentaje, es recomendable que investigues desde ahora algunos aspectos clave para tener una idea clara sobre la inversión que deberás realizar. Para ello, es idóneo que tomes en cuenta los siguientes puntos: 

  • Tipo de educación: Pública o privada.
  • Gastos de inscripciones y/o mensualidades de la colegiatura.
  • Gastos de libros y suministros para la carrera.

La educación no es un gasto, es una inversión

Si tomamos en cuenta el mundo acelerado en el que vivimos, donde la competencia es una constante a la que se enfrentarán tus hijos en el plano laboral, debes mirar su educación como una inversión que aportará un valor invaluable a su vida y no solamente como un gasto.

A fin de cuentas, los estudios a nivel superior le darán a tus hijos las aptitudes necesarias para ser profesionales cualificados y en consecuencia, personas de éxito.

Pero existen otras razones de peso para que inviertas en el futuro de tus hijos. ¿Sabías que al hacerlo los ayudas a estar más cerca de un empleo bien remunerado? Como bien sabes, en la gran mayoría de los casos, la educación profesional en México es considerada un factor determinante para la contratación y el esquema de sueldos. 

En la actualidad, no contar con una carrera universitaria coloca a las personas en clara  desventaja con respecto a los que sí la tienen. Incluso, aun contando con las capacidades para ejercer el trabajo en la práctica y lo contrataran, en la empresa podrían ofrecerle un salario inferior debido a la ausencia de estudios universitarios.

Por otro lado, al planificar el ahorro para los gastos universitarios, reduces la carga económica familiar en el futuro. No es lo mismo planear con antelación que dejarlo para después. Una inversión oportuna hará que llegado el momento tus hijos se enfoquen en sus estudios y superación, mientras tú como padre, solo te dediques a ver su proceso de crecimiento.

La planificación de los gastos universitarios de tus hijos reducirá la carga económica a futuro. Click To Tweet

Pero eso no es todo, cuando llegue el momento de que tus hijos ingresen a la universidad, puede que estés transitando en una edad madura, por lo que es común que al entrar en esta etapa, aparezcan enfermedades o se presenten escenarios que comprometan el pago de los estudios.

En ese sentido, cuando se hace la inversión oportunamente, estás previendo cualquier tipo de percance y protegiendo a tus seres queridos, asegurando una parte esencial de su futuro.

El compromiso como tu herramienta principal de planificación

Es posible que, debido a las numerosas responsabilidades que tienes a cargo como cabeza de familia, puedas sentir que lo mejor es aplazar el ahorro. Pero el posponer algo tan importante, solo se traducirá en dolores de cabeza a futuro y cargas financieras difíciles de sobrellevar.

Tener asegurado los medios para el porvenir de tus hijos, debe darte motivos suficientes para comprometerse en la planificación. Saber que el ahorro oportuno le brindará a tu hijo la oportunidad de obtener educación de calidad, debe motivarte para asumir uno de los compromisos de mayor valor de tu vida.

Conclusiones

Ahorrar para el futuro de tus hijos, es una de las inversiones que mayores frutos rendirá llegado el momento. Y a diferencia de otras cosas en las que inviertes a lo largo de tu vida y caducan o se pierden valor, la educación genera valor y durará para toda la vida.

No te dejes intimidar por los números. Incluso, si no tienes idea por dónde comenzar, te recomendamos consultar los productos que ofrecemos en KASU. Con nuestro fideicomiso universitario inviertes a un plazo de 10 años, para que tu beneficiario puede pagar sus estudios de forma segura y oportuna.

Para conocer cómo funciona el fideicomiso, así como saber qué incluye la inversión y qué necesitas para poner en marcha el plan consulta con nosotros

Compartir:

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *