Duelo anticipado ¿Cómo prepararte para la partida de un ser querido?

El hecho de que la muerte forma una parte natural de la vida, es ineludible. Sin embargo, no es sencillo saber que tan pronto tendremos que lidiar con el duelo por la pérdida de un ser querido.

Cuando se conoce que hay causas progresivas – por ejemplo, una enfermedad- que nos lleve a saber que un miembro de nuestra familia, ya sea nuestra pareja, un hijo, hermano o un padre fallecerán en cualquier momento, se habla de duelo anticipado.

Se trata de uno de los momentos más difíciles y dolorosos para quienes lo atraviesan. Sin duda, es uno de los mayores retos que pueden presentarse en la vida, pero como todo reto, lo más adecuado no es evadirlo o ignorarlo, sino enfrentarlo. Aquí te decimos cómo.

La importancia de trabajar el duelo anticipado

Cuando sabes que llegará la muerte de un ser amado, puedes experimentar diferentes emociones. Miedo, depresión y ansiedad son algunas. Y estos estados pueden afectar gravemente tu bienestar cotidiano y el de quienes te acompañan.

Aprende más sobre el duelo en este video:

Por eso, es importante saber qué mecanismos te ayudarán para tratar de superarlo y salir adelante. Pero antes de saber cómo afrontarlo, es necesario que conozcas bien las manifestaciones emocionales del duelo anticipado.

Manifestaciones emocionales del duelo anticipado

Cada persona vive el duelo de una manera diferente, no obstante, las emociones que se presentan suelen ser:

  • Miedo
  • Tristeza
  • Ansiedad
  • Enfado
  • Depresión
  • Culpa

 

¿Cómo afrontarlo y no evadirlo?

Al enfrentarte a una realidad inevitable, puedes sentir un dolor inmenso, pues a pesar de que no ha acontecido el deceso de tu ser querido, la sola idea te hace daño, por eso, tu mente necesita prepararse para lo que acontecerá. Afrontarlo y no evadirlo es fundamental para superar la pérdida.

El duelo es una situación realmente dolorosa, pero la manera más indicada para superarlo es afrontarlo, jamás evadirlo. Click To Tweet

La muerte no tiene solución, pero sí es posible echar mano de algunas acciones para sobrellevar el momento. Es vital que, ante escenarios tan complicados, busques mecanismos para sobreponerse.

Recuerda que no eres el único involucrado en el duelo y la vida continúa su ciclo. Hay otros seres queridos que también sufren durante el proceso y sería reconfortante que también puedas apoyarlos y ayudarlos.

Existen tres consejos básicos pero muy útiles, para afrontar las emociones que produce el duelo anticipado. Conócelos a continuación.

Expresa tus sentimientos

Es importante liberar las emociones que te afectan. Hay muchas formas de expresar cómo te sientes ante lo que vives así como el duelo que se avecina por la pérdida. Puedes hablar con un amigo o familiar sobre el sufrimiento que padeces.

Llorar es una de las formas más naturales en las que se expresa el dolor y la tristeza. Es sumamente válida y nada ni nadie debe impedirte hacerlo, si así es como deseas desahogarte. Pero esta no es la única manera.

Llorar en el duelo

También, puedes recurrir a la escritura. Esta alternativa resulta muy efectiva si tienes dificultad para expresarte y conversar con alguien sobre tu dolor. Describe tus sentimientos a través de cartas o un diario, logrando desahogarte y drenar todo lo que hay en tu interior.

Ya sea hablando con alguien o escribiendo, ten presente que el sufrimiento no es lo único que puedes o debes expresar. También es ideal que abras espacio y reconocimiento a la alegría y a los buenos momentos que brindaste y te brindó ese ser querido.

Identificar y celebrar lo bueno, es vital para gestionar adecuadamente el duelo anticipado.

Disminuye los pensamientos pesimistas

Relacionado al consejo anterior, es necesario que ante una situación de duelo no te autocastigues, enfocándote únicamente en lo malo y desagradable.

Mira este video y evita los sentimientos de culpa, céntrate en lo positivo:

Por ejemplo, si por razones ajenas no has podido visitar a tu ser querido en el hospital con la frecuencia que deseas, pensar que “no te quieren dejar verlo”, solo empeorará tu estado de ánimo. Además, te desviará de la realidad.

Replantea tus pensamientos y pon bajo perspectiva lo negativo. Mejor pensar “no he podido ver a mi ser amado debido a los cuidados, terapias o tratamientos que recibe, pero estoy atento al primer momento que pueda visitarlo”.

Trata de enfocarte, no anticipes juicios de valor sin asegurarte de las razones. Evita que lo malo o lo peor del proceso, absorba tus pensamientos. No puedes cambiar la dirección de ciertas situaciones, pero sí tienes control sobre lo que piensas.

¡No te aísles!

Aislarte del entorno aumentará la ansiedad, el miedo y la tristeza. Es vital que mantengas el vínculo afectivo y el contacto físico con los demás, para no desmoronarse mientras atraviesas el duelo anticipado.

Duelo en aislamiento

Mantén contacto con familiares y amigos más cercanos. Recuerda que tus seres queridos no solo están para los buenos momentos. Son las personas en las que te puedes apoyar para compartir la tristeza y generar empatía en situaciones dolorosas.

La despedida y el duelo anticipado

La despedida lejos de ser vista como algo insensible, debe tomarse como un paso esencial para la sanación. Ciertamente, esta parte del duelo anticipado dependerá en gran medida de tus creencias y convicciones.

La despedida debe ser tomada siempre en consideración durante el duelo, puesto que significará mucho tanto para la persona enferma como para quienes le rodean.

De acuerdo con tu cultura, religión y preferencias, puedes pensar en alguna forma o especie de ritual para despedirte de tu ser querido.

La despedida no solo pondrá punto final al duelo anticipado, es indispensable para un posterior sentimiento de reposo, tranquilidad y resignación.

Conclusiones

Saber que perderás a un ser querido siempre será algo difícil de enfrentar. Pero en ocasiones, el saberlo antes que pase, nos puede ayudar a sobrellevar de mejor manera el acontecimiento.

Específicamente cuando tienes conciencia de lo que vendrá, puedes llevar a cabo acciones que te permitan aligerar la carga. Más que pautas a seguir, es ideal pensar en que se trata de actitudes que te ayudarán ante una situación tan compleja.

No está de más la guía u orientación profesional durante el duelo anticipado y el duelo posterior. No temas pedir ayuda a los expertos, no solo para el manejo de emociones, asegúrate de tener cubiertos y previstos aspectos básicos como los relacionados al servicio funerario.

En KASU cuentas con productos que te brindan soporte en momentos como la pérdida de un ser amado. Te sugerimos consultar nuestro fideicomiso funerario, para saber cómo funciona y qué gastos cubre.

Compartir:

Comment (1)

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *