Fideicomiso educativo para tus hijos

5 razones para contratar un fideicomiso educativo para tus hijos

Cuando tus hijos crecen, las responsabilidades aumentan y es necesario tomar decisiones inteligentes para proteger su futuro. Estas incluyen la educación universitaria, pero ¿sabes qué hacer? La respuesta es un fideicomiso.

¿Has pensado en algún plan universitario que puedas pagar con anticipación? Incluso si tus hijos son pequeños, podrás asegurar su futuro en caso de cualquier incidente, realizando aportes mínimos.

La previsión es importante y hará la diferencia entre una buena o mala educación, recuerda que tus hijos son prioridad. Por ello, conocerás a continuación, 5 principios elementales para decidirte por la contratación de un fideicomiso educativo.

¿Por qué contratar un fideicomiso educativo?

¿Sabes qué significa un fideicomiso educativo? Se trata de un servicio diseñado para proteger a aquellos que más amas y poder brindarles la educación que merecen.

Esto te permitirá pagar la universidad mediante aportaciones pequeñas. Es un producto financiero que te brinda muchas ventajas y es realmente flexible, lo que te ayudará a ahorrar más.

Según la CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros), mediante el fideicomiso educativo, una persona autoriza a una institución administrar ciertos bienes para hacerlos llegar al beneficiario.

Todo esto bajo un contrato jurídico que tiene como objetivo brindar educación a tus hijos, y podrás pagarlo con mucha antelación.

¿Qué harías si al llegar el momento del ingreso a la universidad no contarás con recursos económicos? Podrías postergar la educación de tus hijos o te verías en graves preocupaciones financieras, ¿cierto?

Esto indica que prepararse para el futuro es el mejor de los planes, ya que, no solo te protegerá a ti, sino a toda tu familia. Acá tienes varios motivos para analizar tus opciones y tomar una decisión.

1. Garantiza que tus hijos puedan estudiar

¿Qué mejor plan que contar con las herramientas para asegurar un mejor futuro a tus hijos? Un fideicomiso educativo está estructurado bajo un contrato legal, pensado para que ellos puedan gozar de educación de calidad.

Fideicomiso y educación de calidad

Y existe la absoluta garantía en caso de que, por cualquier razón, suceda un imprevisto y llegases a faltar. ¿Has imaginado este escenario? Muchos padres, debido a la falta de previsión o tabúes, podrían afectar la educación de sus hijos.

No tomar las consideraciones necesarias y postergar los planes para el futuro, podría dejar a tus hijos desprotegidos y sin formación académica.

El fideicomiso educativo está compuesto por el pago anticipado de inscripciones y reinscripciones, en caso de elegir una universidad pública. Así que tus hijos podrán estudiar tranquilos gracias a un plan pensado a futuro.

Y es que la educación universitaria representa una inversión a gran escala que tendrá un impacto positivo. Por ello, adquirir conciencia y un fideicomiso universitario son clave para asegurarle a ellos el regalo más preciado, la educación.

Definitivamente, es la base para que puedan defenderse y lograr una mejor calidad de vida.

2. Periodo de aportación más corto que un seguro educativo

A diferencia del seguro educativo, el fideicomiso cuenta con mayor flexibilidad. Tu periodo de aportaciones será mucho más corto y podrás asegurar la educación de tus hijos.

Una ventaja es que es operado por un banco bajo la figura de fiduciario, con el fin de captar, administrar e invertir tus aportaciones y generar mayores rendimientos.

Este servicio incluye el pago de colegiaturas, brindando hasta 10 semestres en una universidad privada. Dentro de este rango podrás cubrir el pago de cuotas ordinarias y derechos de examen, en caso de que lo amerite la institución.

3.  Facilidad para llevar un ahorro a largo plazo

Debido a que el fideicomiso educativo posee un lapso de tiempo menor sobre aportaciones, resulta excelente para tu ahorro a largo plazo. Esto gracias a que, de acuerdo con tu plan, conocerás los montos y períodos de aportación.

4. El ahorro lo puedes usar como tu decidas, en caso de que no quiera estudiar una carrera

Ahorrar a largo plazo formará un patrimonio, que sin duda representará mayor tranquilidad para ti y tu familia. A través de la contratación de un fideicomiso universitario, estarás aportando de manera segura en un entorno confiable.

Fideicomiso y ahorro

Pero, ¿qué ocurriría si tu hijo no quisiera estudiar la universidad? ¿Perderías tus ahorros? Por supuesto que no.

El dinero que hayas estado aportando durante tanto tiempo seguiría disponible y podrás utilizarlo como desees. Así que despreocúpate, porque, además, estará protegido contra la inflación.

5. Tu dinero jamás perderá valor, ya que se actualiza conforme a inflación

Así es, tu dinero no se devaluará porque el fideicomiso educativo está estructurado bajo un riguroso análisis financiero. Este servicio es adaptable y se actualiza sobre la inflación.

Y además, obtendrás más ganancias, tales como beneficios fiscales, servicio intransferible y la oportunidad de cuidar lo que más amas.

Conclusiones

Sabemos que la educación de tus hijos es tu mayor prioridad y por lo tanto, una de las mayores preocupaciones. Brindarles la oportunidad de estudiar en una universidad pública o privada y así, elevar su potencial para formarse como personas de bien, no tiene precio.

El futuro de tus hijos está en tus manos, no solo su nivel académico sino una mayor calidad de vida y un porvenir más seguro. Solo debes tomar la mejor elección y visualizar aquello que te permita materializar su educación.

La pregunta es: ¿Cómo encontrar un servicio ideal y funcional para el ahorro educativo de tus hijos? En KASU te brindamos las herramientas financieras que requieres para la protección de todos en casa.

Contamos con un equipo absolutamente comprometido con tu futuro, un staff encargado de proveerte de los mejores planes de ahorro y más. Todo pensado para solventar los momentos más importantesde tu vida y la de tu familia.

ahorro educativo
Compartir:

Comment (1)

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *