Finanzas personales y eficiencia económica

7 Claves para mejorar la eficiencia económica y las decisiones de inversión

¿Te preocupa el solo hecho de pensar en poner orden sobre tus finanzas personales? Esto podría ser indicativo de que quizá, no estás aplicando las estrategias de eficiencia económica que te permitan tener una mejor relación con el dinero.

Una estrategia adecuada para el manejo de tus finanzas es esencial si lo que buscas es mejorar tu situación económica y tomar mejores decisiones de inversión.

Aquí encontrarás siete pautas para precisar y corregir cualquier conducta que interfiera con tu meta, la de lograr unas finanzas más saludables.

Mejorar tu economía depende de ti

Lejos de lo que muchos piensan, mejorar la situación económica no depende del monto salarial que se cobra mensualmente. Tiene que ver más con cada una de las acciones que ejerces antes y después de recibir cualquier ingreso.

Pregúntate: ¿Cómo podría afectar mi billetera si gasto más de lo que gano? ¿Cómo podría hacer crecer mi patrimonio si no dejo espacio para el ahorro? O más preocupante aún, piensa en cómo la falta de planificación financiera ha sido un obstáculo para poder invertir.

Si analizas detenidamente estos escenarios, solo tú eres el responsable sobre el rumbo que toma tu dinero gracias a las decisiones que tomas. No permitas que tus acciones o la falta de ellas, te coloquen en una situación poco favorable.

¿Quieres poner un alto al círculo vicioso de malas decisiones financieras? Comienza a poner en práctica los siete tips infalibles para alcanzar el estatus económico que siempre has soñado.

¿Cómo tomar una buena decisión de inversión?

Todo debe iniciar con un plan bien estructurado y para ello es recomendable seguir las siguientes pautas:

1. Analiza el estado actual de tus finanzas

Lo primero que debes hacer es revisar facturas de ingresos, gastos y hacer una lista de todas las deudas que tengas hasta el momento. Esto te dará una visión más clara sobre tus hábitos de consumo, un paso esencial para ser consciente de cómo estás manejando el dinero.

Recuerda que es imposible poner orden en tus finanzas o mejorar tu economía si antes no conoces bien el punto de partida en el que te encuentras.

2. ¡Ahorra! El ahorro será tu principal aliado

No podrás concretar una inversión si no existe un colchón que sustente tus planes financieros. Cada vez que recibas un ingreso, prioriza el ahorro y construye, en la medida de lo posible, dos fondos de ahorro.

Estrategias de eficiencia económica

Uno que sirva para atender emergencias o gastos inesperados. Lo ideal es que con pequeños aportes vayas generando un colchón que te permita amortiguar cualquier imprevisto de tu vida diaria.

El otro fondo será la base para poder concretar una inversión a largo plazo que te ayude a estar tranquilo financieramente a futuro.

3. Establece objetivos

Es normal que tengas numerosas ideas para tu dinero y es por supuesto, que existen muchos sueños y necesidades. No obstante, centrarse y fijar objetivos, será clave para iniciar con buen pie y no perder el norte de lo que quieres alcanzar.

Sé específico y también realista con las metas u objetivos que te plantees lograr. Por ejemplo, qué quieres hacer primero: pagar las deudas, comprar un seguro, comprar un auto o financiar un negocio.

Cuanto más claros sean tus objetivos, más fácil será establecer y seguir las pautas para concretarlos.

4. Invierte una parte de tus ingresos

Existe la creencia de que solo alguien con amplios conocimientos en materia financiera puede aventurarse a invertir. Pero nada más alejado de la realidad, pues si bien es cierto que es ideal poseer nociones sobre el tema, hay productos en los que no necesitas ser un experto.

Una buena alternativa de inversión son los fideicomisos, ya sean educativos, funerarios o de retiro. Son productos completamente accesibles que puedes ir pagando con pequeños aportes y al final, tendrás cubiertas diferentes etapas de tu vida que exigirán un desembolso de dinero considerable.

5. Paga tus deudas

Comienza por hacer una lista con todas tus deudas (tarjetas de crédito, préstamo hipotecario, crédito de auto o crédito educativo).

Incluye en la lista el balance actual de cada deuda, pagos mínimos, tasas de interés y plazos para liquidar el compromiso. Lo más recomendable es comenzar con la deuda que cobre intereses más altos.

Con este método, evitarás cargos que literalmente devoran tu dinero y no te permiten amortizar la deuda.

6. Capitaliza tus ingresos

Uno de los requisitos primordiales para mejorar las finanzas, es la capitalización de los recursos económicos. En el mercado existe una gama variada de productos financieros en los que puedes colocar tu dinero para generar recompensas en el largo plazo.

Lo más sencillo es elegir opciones de inversión realistas que no generen complicaciones en tu economía personal. Después de todo, invertir debe representar una práctica que tenga como resultado, la tranquilidad a futuro.

Las herramientas a las que puedes recurrir para concretar un buen plan de ahorro e inversión a largo plazo son:

  • Cuentas de ahorro
  • Plan privado de retiro
  • Depósitos a largo plazo
  • Compra de acciones
  • Fondos de inversión
  • Mercado de divisas
  • Bonos

7. Edúcate financieramente

Nadie nace con un don natural para el manejo adecuado del dinero. La realidad es que para alcanzar sabiduría en finanzas personales se requiere de disciplina, tiempo, constancia, dedicación y por supuesto conocimientos.

Ahorro y eficiencia económica

Comienza por buscar material relacionado al manejo de las finanzas personales. Hoy en día, es muy fácil acceder a información financiera en internet y sobran textos en la red con un lenguaje sencillo de digerir.

Dedica una o dos horas a la semana a revisar y analizar este tipo de información. Se trata de una práctica fundamental para nutrir tus conocimientos y avanzar en el ámbito financiero.

Conclusiones

Mejorar tu situación financiera personal es posible, siempre que mantengas el interés y el enfoque que necesitas para crear hábitos que te conduzcan hacia el logro de tus objetivos.

Si aplicas los consejos aquí expuestos, estarás dando pasos en la dirección correcta para potenciar las estrategias de eficiencia económica que te permitirán gozar de una buena salud financiera.

Desde KASU te recomendamos que al momento de ahorrar y tomar decisiones de inversión, pienses en alternativas que se adapten a tu perfil como inversor.

Para facilitarte este proceso, te invitamos a consultar nuestros productos financieros, los cuales están diseñados para brindarte una mayor protección y bienestar a ti y a tus seres queridos en las etapas más importantes de la vida.

Compartir:

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *