Costo-seguro-educativo

5 factores que influyen en el valor de un seguro educativo

La falta de recursos económicos es la principal causa de deserción universitaria en México. Esta realidad hace del seguro educativo la mejor herramienta de previsión para el futuro de tu hijo.

Pero antes de adquirir una póliza educativa, primero debes conocer los costos que implica esta inversión. De este modo, será más sencillo preparar las finanzas para poder cubrir los costos que implica.

¿Quieres armar el mejor plan de inversión universitaria para tu hijo? Conoce en este artículo, los cinco factores que intervienen en el valor de un seguro educativo.

Hablemos de los valores y costos de un seguro educativo      

Las universidades públicas mexicanas ofrecen un sistema educativo de calidad y el curso de los estudios no conlleva a grandes gastos. Sin embargo, la mayoría rebasa su capacidad de ingreso y esto representa una dificultad para los aspirantes.

Por su parte, las universidades privadas cuentan con alto prestigio. Incluso muchas de ellas, figuran entre las mejores de América Latina. No obstante, para ingresar se requiere de una inversión significativa.

Los costos de una licenciatura en una universidad privada se ubican en los 950 mil pesos o más dependiendo de la carrera. Y estas cifras pueden ser difíciles de costear, si no posees los recursos necesarios llegado el momento.

La formación académica de tu hijo no debe verse impedida si ahorras y planificas un buen plan de inversión. Y uno de los productos que te permite asegurar anticipadamente el pago de una carrera universitaria, es el seguro educativo.  

Pero ¿cuánto cuesta un seguro educativo? De acuerdo con datos de la Condusef, el valor de las primas puede superar los 2 mil dólares anuales. Sin embargo, el costo puede variar según el proveedor de la póliza y otros factores que verás a continuación.

¿Qué factores intervienen?

Diversos factores intervienen en el valor de un seguro educativo, pero hay cinco rubros esenciales a considerar.

1. Edad

Entre más años falten para que el beneficiario inicie los estudios universitarios, más económico resultará el costo del seguro. Esto se debe a que el proveedor cuenta con más tiempo para capitalizar el dinero en el portafolio de inversiones que maneja.

2. Tipo de cobertura

Lógicamente a mayor cobertura mayor valor tendrá la prima del seguro educativo. Puedes elegir un plan que cubra toda la carrera, pero tendrás que destinar un presupuesto más alto para la póliza.

Las compañías de seguros también ofrecen otros planes en los que se pagan cuotas más bajas. Pero en estos casos, solo garantizas cobertura para un número determinado de semestres.

La elección del plan dependerá completamente del presupuesto con el que cuentes. Por lo que es recomendable que al menos ya cuentes con el respaldo de un ahorro anticipado.

3. Coberturas extras

Los proveedores de pólizas pueden añadir coberturas adicionales que elevan el costo final del seguro educativo. Pero estos rubros extras no solo son un elemento de encarecimiento, son beneficios que amplían la protección de la póliza. 

Coberturas del seguro educativo

Lo importante con este tipo de coberturas es identificar las necesidades reales de protección, para saber si conviene adquirirlas.

ahorro educativo

Es esencial que conozcas los alcances de la cobertura e incluso saber si puedes renunciar a algún rubro para abaratar costos.

En el caso de un seguro educativo, las coberturas adicionales pueden ser:

  • Cobertura de invalidez total y permanente.

  • Cobertura por fallecimiento.

  • Cobertura ilimitada de la renta universitaria.

  • Cobertura para tutoría o asistencia de profesor en casa.

4. Gastos Administrativos

Cada compañía establece el valor de los gastos que se originan durante el manejo y la administración del seguro educativo. Esos gastos son incluidos en el costo global de la póliza, por lo que el valor final se eleva.  

Los gastos administrativos son iguales en todas las compañías y están vinculados a la operatividad de la empresa. Por ejemplo; alquiler de locales, materiales de oficina, pago servicios y salarios, entre otros.

5. Formas de pago

Las compañías de seguros ofrecen diferentes estructuras de pago y tú eliges el plan que mejor se adapte a tu presupuesto. La póliza puede pagarse de forma mensual, trimestral, semestral o anual.

Seguro educativo formas de pago

Pagar el seguro educativo de forma anual es la opción más económica, pues se hace a través de un solo monto. Con las demás opciones los pagos, tendrías que pagar en cuotas y se cobran intereses, por lo que las primas resultan más elevadas.

Conclusiones

La educación es el patrimonio más valioso que puedes heredar a tu hijo. Y el seguro educativo, es una herramienta que puede ayudarte a solventar a futuro los gastos de su formación académica superior.

El seguro educativo elimina la incertidumbre generada por situaciones adversas, por ejemplo, el fallecimiento de los padres. En estos casos, la póliza garantiza que tu hijo reciba los recursos que necesita para cursar su carrera sin preocupaciones.

En KASU sabemos que la educación de tu hijo es tu mayor prioridad, por eso, te brindamos la herramienta financiera que necesitas. Con nuestro fideicomiso universitario inviertes al plazo que más te convenga, para que tengas la tranquilidad que buscas.

Compartir:

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *