La importancia de sentirse productivo luego de retirarse

Después de tantos años de ardua labor y grandes logros de vida, llega el momento del retiro. Una etapa que implica el cese de las actividades sostenidas por décadas, pero ¿seguirás siendo productivo?

¡Por supuesto! La vejez productiva es la capacidad de servir a la fuerza de trabajo, de forma remunerada. Ser útil e independiente, tanto como sea posible, para seguir generando ingresos y con ello, mejorar la etapa dorada de tu vida.

¿Cómo lograrlo? Primero, es esencial que te mantengas enfocado, sano y determinado sobre tus objetivos. Si quieres saber más, a continuación te damos varios tips que te ayudarán en esta etapa.

¿Por qué el sentirse productivo afecta directamente a las emociones?

No ser productivo afecta tu entorno de diversas maneras, incluso a aquellas personas involucradas en tu vida. Pero más que nadie, a ti mismo ¿sabes por qué?

Como humanos, contribuir al desarrollo de objetivos. Ser creadores o partícipes directos de ciertas metas, nos engrandecen y mejoran nuestro ánimo. Saber que eres parte de algo te hace sentir útil y fortalece tus capacidades cognitivas.

Ser autosuficiente, independiente y sentirte realizado al poder materializar tus proyectos es una gran recompensa. Este escenario influirá de manera positiva en tus días post retiro.

Por eso, es necesario que te desarrolles de forma individual y colectiva durante esta etapa en la cual experimentarás cambios sobre tus capacidades físicas. Esta es la idea del envejecimiento activo. ¿Sabes de qué se trata? Te explicamos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo define como “el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen”.

En este sentido, mientras las condiciones sean proporcionadas, tu calidad de vida en todo nivel se incrementará. Podrás gozar de días plenos, saludables y cargados de bienestar, que posteriormente te llevarán a ser productivo.

Recomendaciones para mejorar la productividad luego del retiro

Para la sociedad adulta mayor, un envejecimiento activo provee las condiciones que aumentan la calidad y esperanza de vida. Este es el primer punto para lograr un estado productivo en beneficio personal.

¿Sabes cuáles son las claves para mejorar tu productividad al retirarte? Acá te traemos 7 tips que te mantendrán ocupado, con determinación y listo para comerte el mundo.

  • Hacer ejercicios en la mañana

No hay nada mejor que comenzar tu día con energía, así que no hay excusas. Despierta, desayuna y prepárate para salir. Puedes caminar en los alrededores, estirar los músculos o practicar ejercicios de fuerza moderada.

ser productivo con ejercicios

Las actividades aeróbicas así como de resistencia mejoran y refuerzan el sistema cardiovascular. También puedes levantar pesas o utilizar bandas elásticas, lo cual funciona para fortalecer la musculatura.

Lo importante es mantenerte activo, comienza lentamente e intensifica de forma gradual y responsable. Recuerda consultar con tu médico los ejercicios ideales según la edad.

  • Comienza con las tareas que sean de menor agrado para ti

Empezar por lo más difícil siempre alivia la carga posterior. Si deseas ser más productivo, puedes realizar avances sobre los pendientes menos agradables.

Si tienes tareas que requieren de mucho tiempo, puedes ejecutarlas poco a poco. Así no te abrumarás y te mantendrás positivo frente a las dificultades que se te presenten.

Lo importante es no claudicar para culminar con éxito. Luego podrás proseguir con aquellas actividades que realmente sí disfrutes.

  • Limita el uso de redes mientras te enfocas en tus objetivos

Internet puede ser muy interesante, ya que hay una vasta información a tu alcance sobre cualquier tema. Sin embargo, también hay mucha diversión y distracción, así que debes dosificar su uso. Mucho más si estás trabajando en tus proyectos.

Las redes sociales son una de las principales causas que te hacen perder el enfoque. Dedica tu tiempo sin interrupciones a tus objetivos y saca el mayor provecho a cada día.

  • Sal del paso con las tareas sencillas que se presentan de imprevisto

En cualquier actividad existen labores que generan un poco de estrés al llegar de forma inesperada. No es sano perder el norte, así que trata de mantenerte enfocado en tus metas.

Soluciona y finiquita las pequeñas tareas que no te dejan avanzar y prosigue con tus planes más complejos. No te detengas y verás que el resultado de estas acciones será mejor de lo que esperabas.

  • Respeta las horas de alimentación e hidratación como fuente de energía

comer sano y ser productivo

Mantenerse saludable es esencial para ser productivo y eficiente. Esto incluye la disciplina sobre lo que ingieres durante todo el día.

Debe existir un horario regular destinado a la alimentación, así como hidratarse correctamente para un buen funcionamiento de tu organismo.

  • Reserva un día de la semana para desconectarte de todas las distracciones y enfocarte solo en tus proyectos

En la vida todo debe estar balanceado, no te excedas en tus labores ni en las distracciones. Dedicar un día a la semana solo a tus proyectos brindará una mayor claridad para trabajar en ellos.

Hazlo y verás que sí funciona. Ocho horas de enfoque luego de varios días de distracciones, darán ese empuje que requieren tus objetivos.

  • Aprovecha una hora del domingo para programar tu semana siguiente

El domingo suele ser el día más tranquilo de la semana. Puedes ser productivo de lunes a viernes; incluso proponerte a realizar actividades el sábado, pero es primordial dedicar al menos una hora del día más relajado para programar tus labores de la próxima semana.

Así podrás tener una noción de lo que vendrá, mentalmente te prepararás y obtendrás mayor rendimiento en tus proyectos.

Consecuencias de no sentirse productivo cuando estás retirado

No sentirse productivo luego del retiro puede desencadenar emociones perjudiciales e innecesarias, afectándote más de lo que crees. Esta situación puede llevarte desde el aburrimiento hasta la soledad y depresión.

Muchas personas retiradas o jubiladas piensan que nadie los necesita, que ya culminaron su labor, malinterpretando este acontecimiento. Se aíslan y mantienen una actitud irritable que termina desalentándolos.

Es por eso que es vital mantenerse con una actitud positiva y siempre a la altura de los retos del día a día. Dejarnos llevar por la depresión puede causar grandes estragos en nuestro bienestar, y no debemos permitirlo. 

Conclusiones

El retiro es la culminación de las actividades laborales en un sentido legal y social. Sin embargo, no significa la culminación de la vida, sino una oportunidad de descansar y poner en marcha proyectos personales.

Hacerlo con la mejor actitud sin dejar que esto nos desmotive es sinónimo de crecimiento y experiencia. Se debe tomar como un momento ideal y de disfrute, ya que deberías contar con una pensión que te permita vivir tranquilo.

En KASU nos encargamos de que logres una vida llena de bienestar, para ver tus años dorados cargados de éxitos. Somos un fideicomiso aliado que acerca tus objetivos con planes financieros adaptados a tus necesidades. ¡Conócenos!

Compartir:

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *