Gastos educativos a futuro: ¿Cuándo comenzar a ahorrar para la universidad de mi hijo?

El ahorro para la educación de tus hijos es uno de los aspectos más importantes dentro de las finanzas familiares, ya que, al tratarse de una herramienta que podrá ayudarlos a desarrollarse de manera profesional, necesitas planificar los gastos educativos para brindarles mejores oportunidades.

La falta de recursos económicos y la alta demanda para entrar a las universidades públicas, hace que muchos jóvenes en México abandonen sus estudios. Por lo que, la planificación del ahorro para la universidad, debe convertirse en una de tus principales prioridades. Sobre todo, porque los gastos educativos dependen de varios factores.

En este post te contamos cuáles son esos factores. Además, te sugerimos algunas claves para garantizar a tus hijos un porvenir con mayor estabilidad y bienestar.

Los gastos educativos y el ahorro para educación universitaria desde temprana edad

Algunos padres suelen pensar que durante la niñez de sus hijos, es muy pronto para hablar del ahorro para estudios posteriores, incluso idealizan los gastos educativos para la universidad como algo muy lejano.

Pero, lo cierto es que si realizas una planificación temprana podrás asegurarle a tus hijos una herramienta importante para enfrentar el futuro. También lograrás tener menos presión sobre tus finanzas cuando el momento se acerque.

¿Podrían verse afectadas tus finanzas si dejas el ahorro para después? Sin lugar a dudas, recuerda que los gastos educativos para la universidad estarán sujetos a factores como:

  • Inflación
  • Colegiaturas mensuales en caso de ser privada
  • Tipo de carrera
  • Materiales y libros
  • Transporte
  • Hospedaje si la universidad es en otra ciudad

Si tomas en cuenta cada uno de estos aspectos, encontrarás que definitivamente el ahorro anticipado será la mejor decisión. Llegado el momento, habrás reunido suficiente dinero y sin haber hecho sacrificios demasiado grandes.

¿Cómo empezar a ahorrar para la universidad de tus hijos?

Lo más importante es que tu plan de acción debe iniciar cuanto antes. Si lo pones en marcha desde que tus hijos son pequeños, mucho mejor, ya que tendrás tiempo suficiente para recabar fondos sin tanta presión.

A continuación, te decimos qué debes valorar en tu plan de acción:

¿Cuánto cuesta la educación universitaria?

En el país, los jóvenes pueden optar por educación pública o privada. En la primera los gastos por cursar una licenciatura pueden rondar los 30 mil pesos, según datos reseñados por Universia.

Mientras que, en una institución privada los precios van desde 130 mil pesos hasta 950 mil pesos, según la carrera que se elija.

Preahorrar para la educación de tus hijos ¿De qué se trata?

Existen muchas formas de ahorrar para la educación superior de tus hijos. Desde invertir en un negocio que genere rendimientos a largo plazo, hasta un fideicomiso universitario.

Este último recurso, es una de las opciones más solicitadas por los padres debido a que no representa una forma de ahorro compleja. El fideicomiso es un servicio prestado por empresas que administran este tipo de productos financieros.

Para acceder al fideicomiso, el interesado contrata el servicio con la empresa y realiza depósitos anuales acordados con el proveedor.

Cuando llegue el momento y según el plazo que indique el contrato, el beneficiario, en este caso tu hijo, podrá hacer uso de los fondos para pagar sus estudios.

Las principales ventajas que ofrece el fideicomiso universitario son:

  • Fiscales: Debido a que se trata de una inversión con fines educativos, los rendimientos están exentos de pagos de Impuesto Sobre la Renta (ISR).
  • Seguridad jurídica: El proveedor del producto financiero es un administrador de bienes imparcial. Por lo tanto, tiene la responsabilidad de custodiar los fondos y velar por que el destino de los recursos sea aplicado a los fines acordados en el contrato.
  • Irrevocable: El fideicomiso es un contrato que, sin excepción, se constituye hasta que se concrete la totalidad de sus fines. En este sentido, el proveedor está en la obligación de dar fiel cumplimiento a lo establecido en el contrato.

Mientras antes comiences a ahorrar, mejor

Cuando se trata de proteger y garantizar el bienestar de tus seres queridos, nunca es demasiado temprano. Como pudiste ver, los estudios superiores en México requieren de una buena inversión.

Por lo tanto, es esencial que planifiques y ahorres con la mayor anticipación. Así que cuanto antes lo hagas, mejor.

Click to tweet: Si ahorras con anticipación para la universidad de tu hijo, podrás ahorrar la mayor cantidad de dinero para cubrir los gastos que necesitará en su carrera.

También, es de suma importancia que evites tomar una decisión apresurada. Es importante que antes de elegir la opción de ahorro o inversión más indicada: investigues, compares y analices los costos y beneficios ofrecidos por cada alternativa.

¿Cuánto deberás ahorrar cada mes?

No existen números concretos, pues la cantidad mensual estará sujeta a tu situación financiera personal. Es importante que evalúes el patrimonio familiar para que el ahorro mensual, no cree un desbalance en el resto de los compromisos financieros del hogar.

Es recomendable que, cuando realices el cálculo, tengas en cuenta el tipo de ahorro o inversión, la carrera y los gastos básicos vinculados a la posible profesión que estudiarán tus hijos.

Conclusiones

Asistir a la universidad tiene ventajas significativas para los egresados en México. Y los beneficios van más allá de los logros académicos y mejores oportunidades laborales, ya que el factor económico juega un papel importante.

Una persona con título universitario percibe un salario 72% mayor en comparación con alguien que estudió hasta el bachillerato, según datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). En ese sentido, es indudable el valor que tiene para buscar una mejor remuneración, el haber cursado estudios superiores.

Si requieres asesoría para planificar los gastos educativos para la universidad de tu hijo, en KASU contamos con el plan de fideicomiso que se ajusta a tus necesidades.

Nuestro fideicomiso universitario es un producto de inversión bien planificado. Está diseñado para que en el transcurso de 10 años el beneficiario que escogiste pueda pagar sus estudios universitarios.

Te invitamos a visitar nuestra web, una plataforma donde encontrarás información ampliada sobre nuestros servicios. ¿Qué esperas para invertir en un mejor futuro para tus hijos?

Compartir:

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *