¿Qué son las catacumbas?

Son lugares debajo del suelo romano y parisino que esconde un interesante origen.

Las catacumbas son algunos de los sitios de mayor atracción tanto en Roma como en París. Son muy conocidos éstos lugares, pero ¿Cuál es la función de éstos sitios históricos?

Primero, es importante mencionar que la etimología de la palabra catacumba, pues se dice que proviene del griego κατά «hacia abajo», y τύμβoς «túmulo».

Las catacumbas simple y sencillo servían como cementerios subterráneos, las cuales datan del siglo II d.C. y su uso se siguió extendiéndose hasta el siglo V, donde se amplificó el espacio para que abarcaran más cuerpos.

Los cristianos romanos utilizaron las catacumbas con el fin de refugiarse tras las persecuciones que ocurrieron en Roma entre el siglo II y el siglo IV. Y una vez que éstos hechos terminaron, las catacumbas fueron empleadas en santuarios para oración y peregrinación.


Este artículo podría interesarte

El necroturismo es una actividad que ha tomado más fuerza pero ¿Qué es? y ¿Dónde se realiza?

Los cristianos preferían la inhumación a comparación de la incineración, cosa que era costumbre pagana, por el hecho que creían en que el cuerpo merecer ser respetado; y estaba destinado a que algún día iba a suceder la resurrección de los no vivos. Es evidente que ya en aquella época romana ya existían los cementerios a la intemperie, pero los mismos cristianos tenían un apego a los que estaban en el subsuelo.

Existen muchos sitios como éstos, principalmente los hay en el viejo continente, como las que están ubicados en la capital francesa, siendo uno de los cementerios más famosos del mundo. Por otro lado, están las catacumbas de Roma en las que existen más de 750,000 tumbas en una longitud entre 150 y 170 kilómetros aproximadamente. Gran parte de éstas se hallan ubicadas debajo de la Via Appia, una de las calzadas más grandes de la capital italiana.

El cementerio de San Sebastián pasó a ser lo que son las catacumbas, y es ahí donde los primeros cristianos de Roma enterraron interinamente los cuerpos de San Pedro y San Pablo.