¿Trabajar o emprender?

Una decisión muy difícil para muchísimas personas, pero es posible tomar ambas decisiones.

Por: Michel I. González

A los 18 años, los jóvenes se encuentran en una importante decisión en sus vidas ¿El objetivo? Lo que todo adolescente anhela, volverse “independiente” y mantener una estabilidad económica.

Trabajar y emprender tienen pros y contras, como; los empleados buscarán aumento de salario y prestaciones. Y en cuanto a los emprendedores se enfrentarán a retos como; el interés de la gente con el producto y/o servicio, así como la fidelización del cliente.

Para ello te damos algunos consejos que te servirán para tomar esta importante decisión.

#1 FIJATE OBJETIVOS

Antes de hacer cualquier cosa debes tener tus objetivos SMART (Sencillos, Medibles, Alcanzables, Realistas y en Tiempo); después de tenerlos en claro, debes formular un plan estratégico que te llevarán a conseguir cada uno de ellos.


Este artículo te puede interesar

Aquí se en-listaran algunas de las maneras más sencillas para guardar dinero poco a poco.

#2 NO TE RINDAS

Si te encuentras en el lugar del trabajador; no desistas si no hay evidente crecimiento laboral. En contraste, si eres ese emprendedor, confía en lo que ofrezcas y los frutos vendrán evidentemente.

#3 NO DEJES DE APRENDER

Si estas emprendiendo no cierres nuevos pensamientos que te podrían llevar a la innovación. Lo más importante en las empresas es la innovación y creatividad. Y si estás trabajando puedes sacar ventaja por la experiencia que generas en tu estancia.

#4 RELAJA TUS PENSAMIENTOS

Los días libres son pieza clave para saber cómo estará controlada toda tu semana. Tómate unos minutos para fijarte objetivos semanales, organizar la agenda, etc.

#5 SIGUE A TU CORAZÓN Y SÉ VALIENTE

El miedo de muchos emprendedores es ser tachados como fracasados, que su proyecto falle y no tenga ese potencial que pensó tener al iniciar algún proyecto, cuando el miedo se apodere de tu pensamiento, recuerda el por qué iniciaste esto y sé valiente.