Familia y sistema educativo

¿Cómo ayudar a tus hijos a incluirse en el sistema educativo?

Los padres pueden ejercer una gran influencia positiva en la vida de los hijos. Por lo tanto, su participación es clave para ayudarlos a ingresar al sistema educativo de forma exitosa.

La preparación desde el hogar brinda muchas ventajas para el estudiante, ya que el apoyo familiar es clave para hacer de tus hijos, personas seguras y con mejores herramientas para enfrentar cualquier tipo de situaciones.

Descubre a través de este post, cómo puedes guiar y acompañar a tus hijos en uno de los pasos más importantes de su vida.

¿Qué es el sistema educativo?

Es una estructura conformada por instituciones (públicas y privadas) que trabajan para promover enseñanzas en la población, según políticas dictadas y reguladas por el Estado.

¿Quiénes forman parte del sistema educativo? Docentes, estudiantes, padres, escuelas, universidades, bibliotecas, autoridades educativas y organismos descentralizados. 

Conoce cómo está compuesto el sistema educativo en México a través de este video:

Participación de los padres en el sistema educativo

La educación es un ciclo o proceso que va más allá de las instituciones y los docentes. De hecho, la escuela no es el primer lugar donde los hijos reciben enseñanzas, sino el hogar.

Podría decirse entonces, que la familia es el primer recurso de aprendizaje. Dentro del hogar y con ayuda de los padres los hijos desarrollan habilidades a nivel pedagógico y emocional.

Esto quiere decir, que el hogar es precisamente el núcleo donde los hijos son tanto impulsados como preparados para asumir y enfrentar el sistema educativo. Por eso, el rol de los padres es determinante para que tengan un aprendizaje apropiado y saludable.  

¿Por qué los jóvenes deben aprender a incluirse por sí solos en el sistema educativo?

Familia y sistema educativo

Fuera del hogar, los hijos requieren herramientas que los ayuden a enfrentar el mundo exterior y sus diferentes experiencias.  Por lo tanto, el hogar debe ser el espacio donde adquieren destrezas para valerse por sí mismos una vez que ingresen al sistema educativo institucional.

Desde el seno familiar los hijos moldean personalidad, adoptan valores, aprenden a tomar decisiones y a ser autónomos. Por eso, los padres juegan un rol fundamental en el proceso educativo inicial de los hijos.

La participación en la escuela

Expertos aseguran que la participación de los padres en el sistema educativo fomenta las siguientes ventajas para los hijos:

  • Mejor rendimiento escolar.
  • Facilidad para desenvolverse a nivel cultural.
  • Actitud positiva.
  • Seguridad personal.
  • Inteligencia emocional.
  • Desarrollo de habilidades sociales.
  • Motivación para buscar constante actualización académica.

Mantener un orden en conjunto es clave

Familia y escuela no deben operar por separado en la educación de los niños, pues ambos tienen el objetivo común de educar y capacitar. De manera que, los padres y las escuelas deben trabajar de forma conjunta para conseguir un desarrollo integral.

Los padres deben saber que es pertinente involucrarse tanto como sea posible en las actividades escolares de sus hijos. Por su parte, las escuelas deben aceptar y fomentar la participación y colaboración de los padres en los diferentes procesos de aprendizaje.

ahorro educativo

En este sentido, es ideal que las instituciones creen proyectos en los que puedan incluir a los padres. El objetivo es que familiares y docentes compartan inquietudes e intercambien información relevante para la formación de los niños.

Aunque ambos actores tienen responsabilidades distintas, es importante unificar criterios para garantizar una formación coherente. El esfuerzo conjunto será fundamental para lograr un buen desempeño a nivel académico y de relaciones humanas.

Estar presente en las vidas escolares de los niños

Para muchos padres estar presentes en la vida escolar de sus hijos no es una tarea sencilla. Esto se debe a las numerosas responsabilidades que deben asumir como cabezas de familia.

Sin embargo, existen algunas prácticas que pueden facilitar tu participación en la vida escolar de tus hijos, entre ellas:

Ayúdalos con las tareas: Esta acción no solo abarca la supervisión de las tareas, es importante que acompañes a tu hijo en la elaboración de proyectos. Establece una hora para hacer los deberes escolares y elimina distracciones como televisión, tabletas y teléfonos.

Familia y sistema educativo

Reúnete con el personal docente: Busca espacios en los que puedas reunirte con el docente y preguntarle cómo se desarrolla el proceso educativo de tu hijo. Consulta cómo puedes aportar a la dinámica de aprendizaje.

Conoce el entorno escolar: Es importante que conozcas quién es quién dentro del entorno escolar. Esto incluye no solo a docentes, también a los compañeros de clase y el personal administrativo de la institución.

Dedica tiempo a las conferencias de padres: Asiste a las reuniones o charlas que se organizan para fomentar la interacción de los padres. Durante estas reuniones expón tus inquietudes y sugiere ideas para próximas conferencias.

Es importante que la interacción vaya más allá de las conferencias. Procura mantener contacto con los docentes durante todo el año escolar. Si no puedes reunirte personalmente, envía una nota o programa una conversación breve por teléfono o plataformas como WhatsApp. 

Conclusiones

Los padres son los primeros maestros de los hijos, son figuras clave para el desarrollo y aprendizaje que necesitan antes de ingresar al sistema educativo.

En KASU estamos conscientes de la importancia de asegurar el futuro educativo de tus hijos. Por eso, te ofrecemos productos que te permiten garantizar estudios universitarios sin que las finanzas tengan que representar una preocupación.

Compartir:

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *